La Erliquiosis Canina y la Anaplasmosis: enfermedades silenciosas que ponen en peligro la vida de tu perro

  • 19 Octubre, 2015

(Prensa Misión Nevado / 19-10-2015).- Supongamos que un día le pones la comida a tu perro y no quiere comer. Asumimos que está desganado o que se aburrió del alimento concentrado y no se le da mucha importancia. Si tu perro continúa inapetente y manifiesta una conducta apática y con desgano por varios días es muy importante observarlo detenidamente y llevarlo al veterinario lo antes posible pues nuestro mejor amigo puede tener erliquiosis o anaplasmosis: dos enfermedades silenciosas que, sino son tratadas, pueden ser mortales.

La erliquiosis o ehrlichiosis canina es una enfermedad producida por una bacteria intracelular y se transmite principalmente por la picadura de garrapatas. Su modo de transmisión es semejante al del dengue en los humanos: una garrapata pica a un perro infectado de erliquia, adquiere el parásito y se lo transmite a un perro sano cuando lo pica. El tiempo transcurrido desde la picadura de la garrapata hasta el momento en que se presentan los síntomas, llamado período de incubación, es aproximadamente de 8 a 21 días. También se produce la infección a través de transfusiones sanguíneas en las que el animal donador tenga la enfermedad.

Existen dos tipos de erliquia: erliquia canis, que afecta a los glóbulos blancos y da lugar a la erliquiosis, y erliquia platys (anaplasma), que afecta a las plaquetas y da lugar a la anaplasmosis. Esta última, es causada por la bacteria anaplasma phagocytophilum, que se transmite a los canes por la garrapata marrón del perro, la garrapata de patas negras del Pacífico y la garrapata de los ciervos, las cuales también pueden llevar a la enfermedad de Lyme. En la mayoría de los casos, los perros mordidos por una garrapata portadora de la bacteria presentan síntomas dos semanas después de la infección.

La prevención de la erliquiosis y la anaplasmosis se realiza mediante el control estricto de las infestaciones por garrapatas, ya que una sola garrapata infectada puede desarrollar la enfermedad; su veterinario le recomendará, según el tipo de vida de su perro, el producto más adecuado. No existen vacunas contra la enfermedad.

13675_1543595925915007_1117587995521017078_n

La Erliquiosis Canina y la Anaplasmosis: enfermedades silenciosas que ponen en peligro la vida de tu perro. Foto: Alejandro Perdomo

Síntomas de la Erliquiosis Canina

La erliquiosis presenta una fase inicial, o aguda, que puede durar entre 4 y 6 semanas, en la que se puede observar adelgazamiento, anorexia parcial, fiebre intermitente, decaimiento, secreción ocular y/o nasal, algún síntoma respiratorio, aumento variable de los ganglios linfáticos, presencia de algunas petequias (pequeños derrames vasculares cutáneos del tamaño de una cabeza de alfiler. Inicialmente son de color rojo, violáceo o negruzco y cambian después hacia el verde, el amarillo y el marrón a consecuencia de los sucesivos cambios químicos de la sangre), dolor y epistaxis (hemorragia con origen en las fosas nasales) ocasional.

Algunos perros no manifiestan casi síntomas clínicos; el proceso puede durar meses o incluso años, hasta el momento en que el estrés, otra enfermedad o algún tipo de medicación que disminuya la inmunidad permitan que se manifieste de forma súbita, y generalmente grave. Puede haber también una forma más leve, que no presente fase aguda y dé lugar a un cuadro de depresión, adelgazamiento, debilidad, cojeras, fiebre, dolor articular, distensión y dolor abdominal por aumento del bazo, edema escrotal, entre otros, durante períodos más o menos largos.

IMG_2996

La Erliquiosis Canina y la Anaplasmosis: enfermedades silenciosas que ponen en peligro la vida de tu perro. Foto: Alejandro Perdomo

Síntomas de la Anaplasmosis

Fiebre, vómitos y diarrea pueden presentarse en los perros que tienen anaplasmosis. Asimismo, al igual que con la enfermedad de Lyme, los perros que sufren de anaplasmosis pueden experimentar dolor o inflamación en las articulaciones. El dolor puede cambiar de una pata a la otra. La hinchazón puede ser extrema, lo que causa que algunos canes lloren cuando tratan de moverse. Este cuadro puede producir cambios en el comportamiento y en el apetito del perro volviéndolos inapetentes y aletargados.

Los canes con anaplasmosis pueden sufrir infección y/o daños en el hígado o los riñones. Una vez que la enfermedad ha sido identificada y tratada, estos problemas tienden a resolverse por sí solos.

En los casos más extremos los perros con anaplasmosis pueden sufrir de problemas neurológicos como dolor de cuello, convulsiones y ataxia. Los síntomas de la ataxia canina incluyen una pérdida de equilibrio después de un brusco movimiento, temblores y un cambio en la marcha en la que el perro puede tropezar o parece que está borracho. Las convulsiones en los perros a menudo se manifiestan como un movimiento muscular incontrolable, acompañado de una pérdida temporal de control sobre los movimientos intestinales.

Diagnóstico y tratamiento de la Erliquia y la Anaplasmosis

El diagnóstico se realiza por los síntomas clínicos y la realización de análisis de sangre. Al realizar un hemograma puede detectarse anemia, disminución de glóbulos blancos y/o plaquetas, y una serología, que detecta la presencia en sangre de anticuerpos contra la erliquia.

Si se diagnostica la erliquiosis en su etapa inicial, puede tratarse y conseguir controlarla. El tratamiento funciona a base de antibióticos y constantes pruebas que revelarán si la infección ha sido superada. Sin embargo, en la mayoría de los casos la bacteria persiste de por vida en el animal y puede volverse a manifestar cuando esté descompensado a causa de alguna otra enfermedad.

Cuanto antes se detecte y más rápidamente se aplique el tratamiento, más rápida será la curación y menos complicaciones secundarias se producirán. Según la fase en que se detecte la enfermedad, el tratamiento puede ser más o menos largo. La erliquiosis canina en su etapa terminal lamentablemente no tiene cura.

IMG_0596

La Erliquiosis Canina y la Anaplasmosis: enfermedades silenciosas que ponen en peligro la vida de tu perro. Foto: Antonio Capote

Prevención

La erliquiosis se transmite por picaduras de garrapatas. Si se evitan las picaduras de garrapatas, se previene ésta y otras enfermedades transmitidas por estos parásitos. Las garrapatas tienen una estructura en su boca que les permite engancharse firmemente al lugar del que están chupando sangre y sólo se logran soltar del huésped cuando se llenan, pero esto puede tardar varios días. Los estudios sugieren que una garrapata tiene que permanecer adherida al cuerpo durante al menos 24 horas para causar la enfermedad; de ahí que quitarlas a tiempo previene la infección.

Existen varios tipos de productos que puedes elegir para la eliminación de las pulgas y garrapatas en el hogar , estos incluyen: champús, espumas, aerosoles, polvos y otros. El remedio más efectivo suele ser aplicar directamente algún líquido exterminador del parásito en el espacio físico donde se desenvuelve el animal (piso, cama, entre otros).

La garrapata se cría prácticamente en cualquier lugar (parques, grietas de paredes, jardines), sin embargo es un parásito que aprovecha la tierra para su desarrollo. Una excelente opción sería plantar Laurel en el jardín o en macetas, pues funciona como un “excelente repelente natural” y te ayudará a mantener tu hogar protegido.

En el perro el momento del baño es el momento ideal para evitar la proliferación de pulgas y garrapatas. Cuando le estés dando un baño procura utilizar un buen shampoo, antipulgas y antigarrapatas. Este produce espuma, tiene un agradable aroma que dura por días, es de baja toxicidad, fácil de usar y sumamente efectivo contra pulgas, garrapatas y otros parásitos.

El collar antipulgas y antigarrapatas ayuda a evitar las picaduras de garrapatas. Posee partículas insecticidas que se esparcen por el cuerpo de tu perro o gato, eliminando pulgas y garrapatas en 24 horas. Además te ofrece un efecto residual que lo mantiene libre de garrapatas, pulgas y sus huevos por 4 meses. Es de baja toxicidad, no produce alergias ni molestias a animales o personas y no pierde eficacia cuando se moja,no obstante es recomendable retirarlo durante el baño. Es adaptable a cualquier  raza o tamaño pues es completamente ajustable, simplemente lo colocas en el perro, ajustas y cortas el excedente. Siguiendo estos consejos y observando a tu perro podrás garantizarle una vida larga y feliz.

Con información de:

http://www.mascotasya.com/mascotip-51-La-Ehrlichiosis-Canina-Enfermedad-De-La-Garrapata

http://www.ehowenespanol.com/sintomas-anaplasmosis-canina-lista_101288/

http://www.multipets.com/pet-blog/erliquia-asesino-silencioso-en-los-perros