La Artritis afecta calidad de vida de los perros

  • 27 Noviembre, 2017

Es un padecimiento que no solo afecta a los canes viejitos, sino a los mozos también. Tiene múltiples causas. Unas son de carácter degenerativo, otras infecciosas, golpes, y/o mecanismos autoinmunes.

(Prensa Nevado/ 27-11-2017).- El inexorable e inclemente paso del tiempo suele dejar huellas no muy gratas en los seres vivos, tanto en los humanos como en los animales, sobre todo en lo que a salud se refiere, afectando, entre otras muchas cosas, el ánimo y la disposición a la actividad física.

Al igual que a las personas, a los perros les suelen aquejar más o menos las mismas dolencias al llegar a la edad adulta y más aún en la vejez. Muchas son las patologías que vienen aparejadas con el avance de los años.

Tener un perro es un compromiso de solidaridad permanente. Es estar consciente que él depende de nosotros y que no solo está para alegrar nuestra cotidiana vida, con sus travesuras, zalamerías y su retozar por la casa, sino que en algún momento se puede volver apático, taciturno, aletargado y perezoso. Es allí cuando podemos sospechar que el paso de los años, está haciendo mella en nuestro amigo, y, tal vez, por eso ya no tiene tanta disposición para jugar ni para manifestar su alegría al vernos llegar a casa.

Si tienes un can que se encuentra en esta etapa de su vida, es bueno que conozcas una de las enfermedades que pueden disminuir su calidad de vida. Una de esas podría ser la artritis, lo que le ocasiona las dolencias que dificultan su movilidad.

Artritis canina

Pero ¿en qué consiste esta enfermedad?

Esta enfermedad que no tiene cura, pero sí tratamientos, es muy común en perros de edad avanzada. Consiste en una afección evolutiva caracterizada por la degeneración del cartílago articular y la formación de osteocitos. Aunque se presenta en mayor proporción en los adultos, los perros jóvenes también pueden padecerla. En ambos casos podrían desencadenar en una discapacidad.

En los canes mayorcitos, la razón fundamental es de orden degenerativo y según los especialistas, esta patología afecta a uno de cada cinco canes viejitos.

La artritis degenerativa destruye progresivamente los cartílagos de las articulaciones. Los cartílagos son el tejido que recubre los extremos de los huesos que forman las articulaciones y por tanto actúa como un amortiguador. Conforme pasa el tiempo, la enfermedad avanza, el cartílago se deteriora y desaparece, entonces el perro comienza a sentir dolor y sus huesos reaccionan, inclusos pueden comenzar a crecer unos osteocitos, (protuberancias Oseas comúnmente llamadas espolones), estos espolones por sí solos no producen dolor, solo cuando comienza a crecer y presiona el nervio.

Los mozos también sufren

En los canes mozos, el padecimiento esta asociado a golpes, a la genética, infecciones o mecanismo autoinmunes, que en resumen no es otra cosa que el autoataque del cuerpo, lo que destruye o inflama los tejidos de las articulaciones.

¿Qué hacer?

En estos casos lo urgente y primordial es consultar al veterinario, quien te puede recomendar una serie ejercicios específicos, regulares y de bajo impacto para evitar el sedentarismo; al pasearlo; tomar en cuenta que se trata de un paciente mayor y tenemos que ir a su pausado y moderado ritmo. También es muy importante un cambio en su dieta, baja en grasas, con suplementos dietéticos y medicamentos específicos para la enfermedad; Si se trata de un perro grande y obeso, es vital, mediante una dieta balanceada, reducir su peso, por cuanto el sobrepeso afecta las articulaciones.

Mitigando el dolor

Aparte del tratamiento recomendado por el veterinario, es muy importante que su perro se sienta querido y consentido en esta etapa de su vida. Evitar los lugares fríos y húmedos para dormir, y proporcionarle una camita acolchada y cálida es una de las delicadezas que podemos tener con ese ser que tantas alegrías nos regaló en su juventud.

T/MR