Animales en la oficina

  • 14 marzo, 2018

(Prensa Nevado/ 14-03-2018).- Desde hace un tiempo en muchos países se está generalizando la tendencia de llevar animales de compañía al lugar de trabajo, así mismo la proliferación de las llamadas oficinas “pet friendly” o amigables con los animales de compañía, por valorar su presencia en ellas al colaborar en disminuir el estrés laboral y la ansiedad, y armonizar el ambiente, generando en muchos casos un ambiente más creativo, productivo y satisfactorio, no solo para los dueños de los animales, sino también para los otros empleados.

El tema de las oficinas amigables con los animales de compañía es analizado también a la hora de atraer o retener talentos. Un aspecto que tuvieron muy claro desde el comienzo las empresas impulsoras de esta idea: Amazon y Google.

Según un estudio de la Universidad de Virginia publicado en el 2012 en la revista International Journal of Workplace Health Management, “los perros en el lugar de trabajo pueden hacer una diferencia positiva… Las diferencias en la percepción de estrés entre los días que los perros estuvieron presentes y en los que no estuvieron fueron significativas. En el primer caso, los empleados en su conjunto tuvieron una mayor satisfacción en el trabajo”.

Ahora, la satisfacción en el ámbito laboral de las personas y su rendimiento, debe contemplar las necesidades y la adaptación del animal de compañía a estos espacios, sea este un perro o un gato, entendiendo que tortugas y peces son más asimilables a diversos ambientes, ya que estos estudios hablan del nivel de estrés de las personas pero no explican la reacción de los animales ante esa realidad.

Lo positivo de su presencia en el espacio laboral, debe contemplar la aceptación y adaptación del animal a ese mundo diferente, con costumbres y presencias a la que no está acostumbrada en su hogar.

Otra posibilidad es la de que el ámbito laboral adopte un animal de compañía y lo cuide de conjunto, generando así una responsabilidad colectiva que contemplara una determinada organización para su cuidado y alimentación, aun en feriados, fines de semana y vacaciones.

Seguramente el animal estará satisfecho de encontrar un lugar con múltiples caricias y cuidados y las personas de tener una posibilidad increíble de ser mejores seres humanos.

Podemos juzgar el corazón de una persona por la forma en que trata a los animales”. Immanuel Kant

T/OR