El cuidado del Medio Ambiente es tarea de todos

  • 17 julio, 2018

(Prensa Nevado, 17/07/18). Proteger la vida en este siglo XXI es una tarea de conciencia que nos debe movilizar como individuos y como colectividad.

 
La construcción de una sociedad mejor, hoy en día se basa en el respeto por la vida de todos los habitantes del planeta, somos parte de un sistema de interdependencia y por ello al cuidar la calidad de vida del planeta estamos garantizando un futuro en el cual estemos incluidos.

 
Luego de la Segunda Guerra Mundial, la tecnología y la industria produjeron avances impensables un siglo antes; esa nueva revolución industrial mejoro las comunicaciones e introdujo en la vida cotidiana productos que posibilitaron mayor confort y mayor desarrollo en el mercado de producción de bienes.
La incorporación de productos como el plástico, generaron un explosión en el consumo, millones de productos plásticos sustituyeron a la madera, al metal y al papel.

 
Pero nadie pensó en aquella época que impacto tendrían como desechos en la vida del planeta.
Somos víctimas, junto al resto de las especies, de nuestra visión homocentrista y esto requiere de un cambio de mentalidad urgente, si es que queremos mantener nuestra existencia en la tierra.


En todo el mundo, se compra 1 millón de botellas de plástico por minuto y 5 billones de bolsas plásticas desechables por año. En total, 50% de todo el plástico producido está diseñado para que lo usemos una vez y lo arrojemos a la basura.

 
El plástico se ha vuelto casi omnipresente en el medio ambiente, tanto que los científicos han sugerido que servirá como un indicador geológico de la era del Antropoceno.

 
Este dato aportado por el programa ONU Medio Ambiente al conmemorase el día Mundial del Medio Ambiente, nos plantea un desafío para que actuemos a partir de hoy.

 
Actualmente producimos 300 millones de toneladas de residuos plásticos cada año. Eso es casi equivalente al peso de toda la población humana.

 
Más de 99% de los plásticos se fabrican a partir de derivados del petróleo, el gas natural o el carbón, los cuales son recursos contaminantes y no renovables. Si las tendencias actuales continúan, para el año 2050 la industria del plástico podría consumir 20% de toda la producción global de petróleo.

 
Todo un dilema para nuestro país que es productor de petróleo y para nuestra gente que participa del consumo indiscriminado de productos plásticos que terminan en nuestros ríos y el Mar Caribe.

T/OR