¡La capacidad de amar es infinita!