Nevado en la Escuela

“Nevado en la Escuela” se ha convertido en uno de los programas formativos bandera de Misión Nevado. Su objetivo es sensibilizar a los niños, niñas y adolescentes de la Patria acerca de la necesidad impostergable de salvar la vida en nuestro planeta y crear una relación más respetuosa con nuestro entorno. Se ejecuta en las escuelas del país a través del desarrollo de actividades lúdicas que tienen como finalidad favorecer la construcción de una visión eco-socialista y una cultura de paz para la sociedad venezolana.

Los contenidos que se introducen se relacionan con saberes científicos y prácticas sensibles sobre prevención, protección y cuidados de la fauna silvestre y doméstica, con gran énfasis en aquellos que se encuentran en situación de calle, maltrato y abandono. El programa contempla la realización de actividades formativas y recreativas como talleres, video foros y dinámicas de sensibilización relacionadas a la ecología planetaria, los instrumentos de la ciencia y los derechos de la Madre Tierra y los animales.

Los facilitadores de “Nevado en la Escuela” utilizan estrategias didácticas que privilegian el “aprender jugando, sintiendo y haciendo” y consolidan los contenidos del taller con los sentidos: ver, escuchar y tocar.

Una cultura animalista es una cultura de paz

En Venezuela, como en otros países de Latinoamericana, se experimentan situaciones de violencia en distintos ámbitos de la vida social. Lamentablemente en nuestro país, son los jóvenes varones los protagonistas de la mayoría de los hechos de violencia asociados a prácticas delincuenciales y accidentes de tránsito.

De acuerdo a estudios realizados para la Misión “A toda vida Venezuela”, en este problema existen causas subjetivas, que desde un abordaje de género, tienen que ver con cómo la sociedad valora a los jóvenes varones para que ellos demuestren sus masculinidades de acuerdo a los códigos aceptados socialmente y cómo las jóvenes mujeres también responden a determinados códigos para aceptar situaciones de violencia doméstica y social en contra de ellas como situaciones “normales” y/o cotidianas que ocurren en sus familias, comunidades y en la misma escuela.

En tal sentido, tratar el tema de la violencia, pasa por entender que se trata de un problema multicausal y complejo, que requiere abordajes profundos que permitan transformar espacios fundamentales como la familia, la escuela y la comunidad, a través de la acción de actores estratégicos claves para el logro de las transformaciones deseadas.

Existen muchas propuestas a nivel mundial que sustentan la teoría de que la ternura y los sentimientos de empatía por los más vulnerables, una visión ecológica y el cultivo de la sensibilidad a través proyectos para el cuidado de los animales, ayudan a aquellos que han vivido en medio de la violencia a recuperar la esperanza y cambiar su estilo de vida, teniendo una repercusión positiva en la disminución de las conductas desviadas.

Con este espíritu también surge “Nevado en la Escuela”, esperando colaborar a mediano y largo plazo con el desarrollo de una sólida cultura de paz en Venezuela, basada en la cultura animalista que contempla el amor y el respeto por todas las formas de vida que hay en el planeta.